Retención de líquidos

Generalmente los tratamientos contra la retención de líquidos se realizan de un modo similar a los tratamientos circulatorio pero añadiendo un componente detox, para reducir la inflamación de piernas que se produce ante la retención. Para conseguir una mayor efectividad en la aplicación de este tratamiento detox nos apoyamos en sistemas tecnológicos como la diatermia, que consiste en el empleo de corrientes eléctricas de alta frecuencia para elevar la temperatura de ciertas partes del cuerpo. Este calentamiento de tejidos bajo un campo magnético permite que los activos del producto empleado penetren mejor en nuestro cuerpo consiguiendo, además, reducir la inflamación y eliminar la retención.
Para finalizar el tratamiento se emplea también un masaje manual o una sesión de presoterapia.
¿El resultado? unas piernas más ligeras y visiblemente más deshinchadas gracias a la eliminación de líquidos.
Además, una vez finalizada la sesión, nuestros profesionales te indicarán unas pautas con cuidados básicos que te ayudarán a evitar la retención prolongando los efectos del tratamiento.