Reductor

Los tratamientos reductores tienen como objetivo reducir y eliminar las cédulas grasas. ¿A quién no le gustaría verse con un par de tallas menos? Durante estos tratamientos, para conseguir nuestro objetivo, se emplean varios sistemas diferentes como por ejemplo el lipolaser, la diatermia o el bodyshock, combinados siempre con presoterapia y masajes manuales para favorecer la estimulación del flujo sanguíneo y la eliminación de grasa y toxinas de nuestro cuerpo.
Uno de los tratamientos reductores más empleados es el BodyShock. Anticelulítico, drenante y reductor, éste exclusivo tratamiento de Mesoestetic permite tratar con eficacia la flacidez, la celulitis y la retención de líquidos de diferentes zonas estratégicas del cuerpo como glúteos, brazos, piernas, abdomen y senos. Un tratamiento profesional que consigue una silueta más definida remodelando la silueta, combatiendo la piel de naranja, favoreciendo la eliminación de líquidos y combatiendo la formación de nódulos grasos.
Para la finalización de los tratamientos reductores es fundamental aplicar un masaje manuales que favorezca la penetración de los productos potenciando los resultados. Además, si fuera conveniente, también se incluiría una sesión de presoterapia, para favorecer la circulación y fomentar el drenaje linfático y la eliminación de líquidos.