Circulatorio

Se trata de una serie de tratamientos que tiene como objetivo favorecer el drenaje linfático y mejorar la circulación. La falta de ejercicio, los malos hábitos como fumar, el aumento del colesterol, la diabetes o la mala alimentación pueden afectar a nuestro sistema circulatorio entorpeciendo su correcto funcionamiento. Cuando esto ocurre sufrimos en nuestro cuerpo molestos síntomas como pesadez, dolor en las piernas, y tobillos hinchados. Síntomas visibles y que suponen un riesgo para la salud.
Para la realización de este tipo de tratamientos se emplea, sobretodo, una combinación de masajes manuales con presoterapia para potenciar el bombeo de la sangre en todo nuestro cuerpo. Gracias a ambas técnicas se consigue favorecer sustancialmente el drenaje linfático, mejorando el flujo sanguíneo y reduciendo los líquidos y toxinas acumuladas.
¿El resultado? Unas piernas más ligeras, más delgadas gracias a la eliminación de líquidos y sin dolor.